Las bolsas de Hilvana

La historia de las mujeres Hilvana, las que cosen las bolsas de Trayectos, nos gusta mucho.

El proyecto surgió en el año 2013 de un grupo de madres y abuelas del CEIP Ramiro Solans del barrio Oliver, querían recibir clases de costura. A esta propuesta se sumó Ayuda en Acción  y empezaron a ir más días para darl

e fuerza al proyecto, esto favoreció la asistencia de los niños al centro educativo, las relaciones interculturales y también que las madres se conocieran mejor, lo que ayudó a la integración, a la convivencia de sus hijos y a la creación de nódulos de confianza.

A lo largo de los años, las clases de costura fueron transformándose en un taller de empleabilidad: un proyecto de empoderamiento femenino textil en el ámbito escolar.

“Hilvanando culturas, confeccionando el futuro” se ha ido construyendo paso a paso, puntada a puntada, escuchando las necesidades que surgían de las personas del barrio. Se han ido sumando centros educativos, entidades, mujeres y empresas que hacen pedidos. Han ganado el Premio a la equidad de género de los “Premios Aprendizaje Servicio 2020”. Y además, la Escuela Superior de Diseño de Aragón les ha diseñado el logotipo.

Y nosotras contentas de apoyar, con un granito de arena, a este proyecto que nace de la necesidad de estas mujeres y crece consolidándose y estableciendo redes positivas y constructivas con el entorno.