Una observación del patio de recreo

Una mañana de finales del mes de mayo colocamos una cámara de vídeo en una terraza del CEIP Santo Domingo y grabamos los 20 minutos que dura el recreo de este colegio. De la grabación resultante se extrajeron una serie de imágenes fijas cada dos minutos y, con cada una de ellas, hemos elaborado un diagrama en el que se identifica las personas que quedaban a la vista en función de su sexo/género (niñas y mujeres frente a niños y hombres), edad (“pequeños” y “mayores”, diferenciados por el tamaño de su respectivo icono, y personas adultas) y la actividad que estaban realizando en ese momento preciso.

Estos diez diagramas cuentan con una sencilla leyenda al pie para identificar los iconos que recogen, y todos ellos se han unido en una misma imagen animada o gif que permite visualizar de manera global el uso del espacio del patio de recreo a través de su reproducción en bucle.

A la hora de analizar esta imagen hay que tener en cuenta que resultó difícil en ciertos casos distinguir si alguno de los pequeños era niño o niña, y que el emplazamiento de la cámara conllevó la presencia de algunas “zonas de sombra” en las que no fue posible registrar la presencia de personas.

Las conclusiones provisionales de esta observación puntual parecen confirmar a grandes rasgos los resultados obtenidos en estudios más sistemáticos como los reseñados en el post anterior. La mayor parte de la zona descubierta del patio está ocupada de manera preferente por niños varones de los que una buena parte juegan al fútbol divididos en dos grupos por edades: los mayores en la portería a la sombra y los pequeños en la contraria. Las niñas mayores y el alumnado de menor edad suele ocupar una superficie menor y una localización periférica respecto a la cancha de fútbol, especialmente bajo el porche del lado sur, aunque también pueden ocupar de manera puntual la cancha de fútbol o atravesarla momentáneamente. La actividad más común en el conjunto del alumnado es la de descansar, hablar o pasear despacio. Por detrás se sitúa el número de niños que practican el fútbol y los juegos de correr o perseguirse, y apenas se han registrado otros juegos puntuales que puedan ser identificados a través de la grabación. La ubicación habitual de una o más personas adultas (profesores) en la parte central de un lateral de la cancha suele congregar a su alrededor la presencia de algunos niños y niñas pequeñas. Muchos de los conflictos o pequeñas peleas están protagonizados por los niños que juegan al fútbol.

stodomingo01

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top