Experiencias en las que inspirarse

Cada vez más escuelas se van haciendo conscientes de que el patio de recreo es un importante lugar de socialización de su alumnado y que, por tanto, también es susceptible de ser observado de manera crítica y, a continuación, intervenido con un objetivo concreto.

Por todo ello, en los últimos años es posible encontrar a nuestro alrededor multitud de iniciativas de intervención en patios escolares con las que la #MáquinadeBailar confluye y conspira (en el sentido etimológico de co-inspirar o tomar aire de manera conjunta).

Repasar algunas de ellas podría contextualizar mejor la primera acción de nuestro proyecto, identificar algunos de sus límites y posibilidades y, por supuesto, abrir nuevas incógnitas que azucen nuestra creatividad.

Varios estudios científicos (Cantó y Ruiz 2005, Abraldes y Argudo 2008, Rodríguez y García 2009) se han ocupado de este ámbito y, sobre todo, del papel que los roles de género cumplen en él. Algunas ideas generales que se desprenden de ellos son que las condiciones materiales (por ejemplo, las líneas pintadas de una cancha de fútbol) pueden condicionar una determinada manera de utilizar este espacio, y que los niños varones (sobre todo los más mayores) jugando al fútbol suelen ocupar lugares centrales y de mayor superficie quedando por tanto relegadas las niñas a posiciones periféricas y de menor superficie. En uno de estos estudios se prueba de manera empírica que “los varones utilizan más del doble de espacio disponible que las niñas”.

Tal vez a partir de estos y otros estudios, y con seguridad teniendo en cuenta la observación y experiencia cotidiana, han surgido numerosas propuestas de intervención.

Una de ellas es, precisamente, el manual (Basurama 2017) titulado “Cómo intervenir un patio escolar”. Se trata de una guía práctica centrada en el diseño participativo y las técnicas de reutilización como la pintura, el jardín vertical y los neumáticos. Este mismo colectivo ha intervenido en los patios del CEIP Vázques de Mella y del IES Miguel Delibes, ambos en Madrid, cuyas experiencias pueden rastrearse a través del hastag de Twitter #Imaginatupatio.

Mucho más cerca acaba de llevarse a cabo otra experiencia guiada por parecidos principios en el CEIP Foro Romano de Cuarte de Huerva. En este caso ha sido el joven colectivo del Mercado Social de Aragón, Recreando Estudio Creativo (en colaboración con el AMPA, el profesorado de Infantil y los propios alumnos), quien ha reutilizado diversos materiales para llenar de color el patio de recreo y convertir el suelo de hormigón en un espacio más favorable a la socialización del alumnado.

En la propia ciudad de Zaragoza se está desarrollando el proyecto “Imagina tu patio” del CEIP Sainz de Varanda en el barrio de Torrero, bajo las premisas del llamado Social Design. Este proyecto persigue la implicación de toda la comunidad educativa en el resideño de las instalaciones del patio de recreo, configurando una serie de propuestas que fueron llevadas a cabo por las propias personas participantes los días 10 y 11 de junio de 2017.

Un plan a gran escala es el que puso en marcha el Gobierno Vasco a partir del año 2013 con la intención de reorganizar los espacios de juego en los recreos de las escuelas vascas para dar igualdad de oportunidades a todos los alumnos. Su apuesta ha sido establecer grandes áreas de juego dirigido junto a pequeñas áreas de juego libre en las que un día a la semana está prohibido dar patadas al balón.

Otros proyectos interesantes son el de la escuela pública La Vitxeta de Reus, que pone énfasis en la naturalización del espacio, el de la escuela Colònia Güel en Barcelona, como herramienta de fortalecimiento de la comunidad educativa, o el de los CEIPs La Paloma y Santa María en Madrid coordinado por la cooperativa Pandora Mirabilia con una mirada feminista, inclusiva y sostenible.

Mientras estas líneas eran escritas, el Ayuntamiento de Madrid organizaba una jornada sobre Entornos Escolares Saludables y anunciaba un proyecto piloto para la transformación de sus patios de recreo con el objetivo de mejorar la salud infantil. Asimismo, en la prensa aragonesa aparecía una crónica sobre la “revolución de los patios escolares”.

El repaso a estos y otros proyectos plantea un jugoso debate sobre cuáles deben ser las funciones de un patio de recreo y sobre su relación con el resto de los espacios y tiempos escolares. Aborda también otros dilemas como el que oscila entre la autonomía del alumnado y su control por parte del profesorado o entre la visión negativa o constructiva de los “conflictos”, la existencia de fuertes desigualdades (por edad y, sobre todo, por género) en el día a día de estos espacios, o el aburrimiento como algo necesario para unas y prescindible para otras.

El hecho, además, de que en casi todas estas experiencias sea la comunidad educativa al completo quien diagnostica, diseña y construye el nuevo espacio nos hace plantearnos la duda de hasta qué punto será efectivo intervenir en un patio de recreo partiendo de una mirada externa aunque cercana. ¿Tal vez una aportación desde el arte y la creatividad puede aportar otra mirada diferente a estos procesos? ¿Podría resultar enriquecedor sugerir sin determinar, combinar el carácter temporal de la máquina con la duración de las líneas pintadas en el suelo? ¿Es posible dar con una certidumbre sin haber probado y tropezado antes varias veces?

En la imagen >> Paula Oliver, de Recreando Estudio Creativo, durante la intervención en el CEIP Foro Romano.

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Colegio_Cuarte_Foto-Pablo-Ibáñez-3

Response (1)

  1. Recreando Estudio Creativo
    26 julio, 2017 at 13:24 · Responder

    Gracias por haceros eco del proceso participativo que se ha dado en el CEIP Foro Romano, y solo ha sido el principio. Ahora el AMPA se ha empoderado y sigue adelante con su plan de hacer del patio del colegio de sus hijxs un lugar inclusivo, agradable y sostenible.
    Enhorabuena equipo de Trayectos por vuestro buen hacer! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top